La cordobesa Tatiana Recio, de 32 años, recibió el diagnóstico en febrero | Un trastorno en la voz fue el origen de que empezara a hacerse pruebas

A Tatiana Recio le diagnosticaron una ataxia el pasado mes de febrero.

Este sábado 25 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Ataxia, una jornada para concienciar e informar a la población sobre este trastorno sin cura, caracterizado por una disminución en la capacidad de coordinación de los movimientos del cuerpo. La cordobesa Tatiana Recio Alonso, de 32 años, recibió el pasado mes de febrero la noticia de que padecía una ataxia cerebelosa. Sin embargo, este difícil diagnóstico le ha llegado a Tatiana en un momento feliz de su vida, porque tiene un hijo pequeño de 17 meses al que adora y que le sirve de estímulo para intentar estar lo mejor posible.

Esta joven se encuentra a la espera de conocer si el tipo de ataxia que sufre tiene origen genético u otra causa, porque en el caso de que fuera hereditario se tendrían que hacer las pruebas sus hermanos y su hijo.

Tatiana siempre ha notado, desde que era pequeña, que cualquier actividad física la hacía más lenta. Nunca pensó que tuviera importancia, pero últimamente sufría problemas en la voz. Como el otorrino no encontraba motivos para sus problemas de voz, la derivó a un neurólogo, y el doctor Juan José Ochoa, primero en el hospital Cruz Roja y luego en el Reina Sofía, después de hacerle varias pruebas, incluidas un TAC cerebral y una resonancia, determinó que padecía una ataxia.

Tatiana desconocía que existieran las ataxias y que incluso hay varias variantes. Como para estas patologías no hay cura, esta joven no toma medicamentos, sino que por ahora lo que recibe es logopedia y practica yoga para intentar frenar la evolución de la enfermedad. Desde el primer momento de su diagnóstico, Tatiana cuenta con el apoyo de la Asociación Cordobesa de Ataxias (Acoda), que le ofrece servicio de logopedia. Esta paciente demanda que exista más apoyo psicológico por parte de la sanidad pública para las personas que padecen esta enfermedad, «porque hay días que se hace muy cuesta arriba y nos dan bajones al saber que nos enfrentamos a una patología progresiva y que no tiene cura». Además, reclama que se investigue más para mejorar la calidad de vida de los pacientes, «porque necesitamos que nos ayuden».

Con motivo del Día Internacional de la Ataxia, impulsada por Acoda, se ha desarrollado hasta ayer la primera Acumulación Kilométrica Por la Ataxia, no me rindo: evento deportivo para dar visibilidad a la ataxia, sensibilizar a la sociedad y reivindicar la problemática de las personas que padecen esta patología.

La actividad ha estado organizada por José Manuel Flores, socio de Acoda y afectado de ataxia, y ha contado con el apoyo de los ayuntamientos de Hinojosa del Duque y de Belalcázar, así como de casas comerciales de ambas localidades. También se podía realizar una inscripción- donativo en la cuenta de Caixabank  ES71 2100 1962 31 0200052584.

Convivir con una ataxia